web analytics

Bocados de italia

Fb. In. Tw. Be.
Bocas de Italia
Los misterios detrás de la inclinación de la Torre de Pisa

Los misterios detrás de la inclinación de la Torre de Pisa

Visitas 668
Los misterios detrás de la inclinación de la Torre de Pisa: Descubriendo los secretos de un emblemático monumento italiano
⬤ Necesitas 3 minutos para leer este artículo

Descubriendo los secretos de un emblemático monumento italiano

La Torre de Pisa es uno de los monumentos más emblemáticos de Italia

La Torre de Pisa es, sin duda, uno de los monumentos más singulares de Italia. La razón es su inclinación, resultado del hundimiento del suelo demasiado maleable que se encuentra justo debajo, lo que obligó a cerrar la estructura al público durante un tiempo para evitar el riesgo de derrumbe.

El 18 de abril de 2022, dos turistas fueron multados por sobrevolar con un dron la ciudad de Pisa, en la Toscana (Italia) y colisionar con uno de sus monumentos. Y no un monumento cualquiera, sino el más famoso de todos, un edificio ya conocido por tener un poco de morro: la Torre Inclinada de Pisa.

Catalogada como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco junto con la plaza en la que se alza, la Piazza del Duomo, esta estructura es el campanario de la Catedral de Nuestra Señora de la Asunción. La construcción de esta obra maestra del románico comenzó en 1173 pero, como cabe imaginar, su inclinación no formaba parte en absoluto de los planes originales.

La Torre de Pisa es uno de los monumentos más emblemáticos de Italia


Si la Torre de Pisa se inclina, es por culpa del suelo

Aunque imprevisto, el problema apareció muy pronto en la historia.

Fue causado por el hundimiento del suelo justo debajo, que se hizo maleable por la presencia de agua en profundidad. Por ello, los constructores excavaron los cimientos a sólo 3m por debajo de la superficie y poco después de que se construyeran los primeros pisos, la parte sur de la torre ya había empezado a hundirse.

Para intentar compensar la inclinación de la estructura, los ingenieros levantaron columnas y arcos ligeramente más altos en la parte sur de los siguientes pisos. Pero no fue suficiente. Ante estas dificultades y una torre que no parecía querer mantenerse erguida, las obras se interrumpieron en 1178.

Las obras no se reanudaron hasta el siglo siguiente, ya que la República de Pisa se vio envuelta en diversos conflictos.

Fue finalmente en la década de 1230 cuando un nuevo arquitecto comenzó a trabajar en el campanario. Sólo para descubrir que la situación no mejoraba. A su vez, hizo construir un quinto piso, con estructuras más altas al norte que al sur. Sin embargo, bastó una sola planta para que el arquitecto en cuestión tirara la toalla.

Las obras se reiniciaron posteriormente y se interrumpieron dos veces más, entre 1260 y 1280, cuando se añadieron los pisos sexto y séptimo. Las columnas y arcos de mármol son más altos en un lado que en el otro.

Si la Torre de Pisa se inclina, es por culpa del suelo


Tamaño de la torre: 55,9 m al sur y 56,7 m al norte

  • Según fuentes históricas, la torre se inclinaba 0, 2º en sus primeros años.
  • En 1278, esta inclinación había aumentado a 1º.
  • En 1360, cuando comenzó la construcción del octavo piso, había aumentado a 1, 6º, aunque los ajustes de construcción no parecen haber tenido ningún efecto real, aparte de darle un aspecto curvo.

Pero los técnicos, bajo la dirección del arquitecto Tommaso Pisano, prosiguieron sus esfuerzos creando una escalera con peldaños adicionales y una cámara más alta en uno de los lados.

En 1372, casi 200 años después del comienzo de las obras, se terminó oficialmente la Torre de Pisa, que mide 55,9 metros en el lado sur y 56,7 metros en el lado norte, tiene 15 m de ancho y pesa unas 14.000 toneladas.

Debido a su inusual inclinación, el campanario despertó rápidamente la curiosidad. A lo largo de los siglos, varios especialistas se dedicaron a medir su inclinación.

A principios del siglo XIX, se estimó en 5º. Esto indicaba que el edificio seguía inclinándose progresivamente. Y las obras realizadas a los pies de la torre no hicieron sino agravar el problema.

A lo largo del siglo XX se realizaron diversos esfuerzos para controlar la inclinación del edificio, reforzarlo e incluso intentar devolverle la verticalidad. Con resultados muy dispares.

Por el contrario, algunas operaciones han desplazado la parte superior del campanario unos milímetros más, provocando su inclinación en un ángulo de unos 4,5m con respecto a la vertical.

Esta inclinación no impidió que la estructura de mármol atrajera a miles de curiosos. Hasta enero de 1990, cuando las autoridades decidieron cerrar el monumento al público. Se retiraron las campanas y se instalaron cables anclados al suelo para evitar su derrumbe. También se puso en marcha un vasto proyecto de consolidación.


Una torre que se ha inclinado menos en los últimos 20 años

Una torre que se ha inclinado menos en los últimos 20 años

Esta vez, los ingenieros decidieron retirar algunas decenas de centímetros cúbicos de tierra de debajo de la sección elevada.

Con éxito: esto permitió a la torre recuperar 41 cm de la vertical, devolviéndola a su posición del siglo XIX. Las operaciones también estabilizaron toda la estructura, que se reabrió al público en 2001.

Desde entonces, sin embargo, el monumento y sus movimientos han permanecido bajo estrecha vigilancia. Todos los días se realizan mediciones, algunas con péndulos automáticos, otras manualmente con un nivel óptico de topógrafo. Nos han ayudado a comprender exactamente lo que ocurría en los cimientos.

«La torre era mucho más misteriosa cuando yo llegué. No sabíamos muy bien por qué se inclinaba y por qué se agravaba el fenómeno», explicó en 2018 a la AFP el ingeniero Nunziante Squeglia, que lleva 25 años estudiando y midiendo el edificio. Hay que decir que el hundimiento no es el único criterio a tener en cuenta.

El monumento también es presa de otros elementos naturales, entre ellos la temperatura. «La torre tiende a deformarse y a reducir su inclinación en verano, cuando hace calor, porque se inclina hacia el sur, por lo que su cara sur se calienta y la piedra se dilata. Y al dilatarse, se endereza«, confirma el especialista.

Por ello, de vez en cuando se realizan nuevas mediciones para controlar la inclinación y enderezar un poco más la estructura. «Hemos instalado una serie de tubos bajo tierra, en el lado donde la torre se inclina», explica a la AFP Roberto Cela, responsable de la Opera Primaziale Pisana (OPA), la asociación encargada de los principales monumentos de Pisa.

«Hemos retirado material del subsuelo perforando con mucho cuidado, y gracias a este sistema hemos recuperado medio grado de inclinación», prosiguió. A simple vista, el cambio es difícil de observar. Y la torre nunca quedará completamente recta, a pesar de todo el trabajo realizado, aseguró Roberto Cela.

Pero eso no es todo. En los años 70, el gobierno italiano decidió que era importante que el monumento conservara cierta inclinación, la misma característica que lo ha hecho tan famoso.

Después de todo, ¿Qué sería de la Torre de Pisa sin todos esos turistas que la fotografían con las manos en alto, simulando que la sostienen?

4.9/5 - (53 votos)

BOCADOSDITALIA es una revista de vanguardia, formado por un equipo multidisciplinar de profesionales de la programación la comunicación y el marketing digital, que utiliza las técnicas más innovadoras y la mejor calidad informativa para promocionar la información con temas de actualidad, guías de visita o artículos de historia. Hoy en día, hay muchas revistas que presentan temas únicos, incompletos y demasiado estrechos. En cambio, queremos tratar al lector como un "viajero curioso" que, cuando descubre la noticia, quiere ver todo. Infórmate y descubre con nosotros...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
You don't have permission to register