Italia – Las primeras Tribus

Italia - Las primeras Tribus

De las muchas tribus surgidas a lo largo de la Edad de Piedra en la vieja Italia, la de los etruscos dominó la península alrededor del s.VII a.C. Etruria se componía de urbes-Estado reunidas, sobre todo, entre los ríos Arno y Tíber.

Entre ellas se encontraban Caere (la presente Cerveteri), Tarquinii (Tarquinia), Veii (Veyes), Perusia (Perugia), Volaterrae (Volterra) y Arretium (Arezzo). El nombre de su territorio se conserva en el término Toscana, donde se ubicaba y todavía se sostiene el grueso de los asentamientos.

Gran parte de lo que se sabe del pueblo etrusco se ha deducido desde objetos y pinturas desenterrados en sus cementerios, singularmente en Tarquinia, cerca de Roma. Persiste el discute sobre si los etruscos habrían llegado de Asia Menor; conversaban hablaban un idioma apenas descifrado en nuestros días. Eran temibles guerreros y marinos, aunque carecían de cohesión y disciplina.

Al paso que los etruscos dominaban el centro, los mercaderes griegos se instalaban en el sur de la península en el s. VIII a.C., erigiendo una serie de ciudades-Estado independientes en la costa y en Sicilia, que en su conjunto se conoció como Magna Grecia.

Prosperaron hasta el s. III a.C. y las ruinas de los templos dóricos del sur de Italia (Paestum) y Sicilia (Agrigento, Selinunte y Segesta) atestiguan el esplendor de la civilización griega en Italia.

Los intentos de los etruscos por conquistar asentamientos helenos fracasaron y apuraron su declive, si bien la sentencia de muerte tendría una procedencia inesperada: la sucia si bien próspera urbe latina de la ciudad de Roma.

Perdidos en el mito se hallan los orígenes de la urbe, que, conforme se asevera, fue fundada por R. (descendiente de Eneas, héroe troyano hijo de la diosa Venus) el veintiuno de abril del setecientos cincuenta y tres a.C. en el entorno donde y su hermano Remo, huérfanos, fueron amamantados por una loba. Después, R. mataría a Remo y el asentamiento terminaría llamándose Roma en su honor.

Hay un punto en que historia de leyenda y también historia se mezclan. Diríase que 7 reyes prosiguieron a R. y cuando menos 3 fueron gobernantes etruscos históricos. En el quinientos nueve a.C., ciertos nobles latinos descontentos expulsaron de la ciudad de Roma al último rey etrusco, Tarquino el Soberbio, una vez que su precursor, Serbio T., llenase el Senado de aliados y también introdujese reformas ciudadanas que minaron el poder de la aristocracia.

Hartos de Monarquía, los nobles crearon la República Romana. En siglos siguientes, esta enana urbe latina terminaría por transformarse en la mayor potencia de Italia, desterrando progresivamente a los etruscos, cuyo idioma y cultura habían desaparecido cara el s. II d.C.